El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el jueves que más de 20 naciones pobres han pedido un alivio de deudas oficiales bilaterales como parte de una iniciativa respaldada por el G-20 y que el Fondo está listo para apoyar una extensión de los pagos hasta después de fines del 2020 si es necesario.

El portavoz del FMI, Gerry Rice, dijo en una conferencia regular que más de la mitad de 73 naciones pobres elegibles han expresado interés en el programa creado para mitigar los efectos del coronavirus, y que se espera que las solicitudes sigan incrementándose.