El acuerdo emitido hace unos días por Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) en el que suspendió la continuidad de 44 proyectos privados de plantas de energía solar, eólica y fotovoltaica en el país, afectará a Tlaxcala, ya que para este año existen dos proyectos en construcción y por iniciar operaciones, que representan una inversión de 355 millones de dólares y la pérdida de casi dos mil empleos.

De acuerdo a información dada a conocer por la Asociación Mexicana de Energía Solar (Asolmex) y la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), detalla que esta determinación de la Cenace emitidas para garantizar el suministro eléctrico por la contingencia sanitaria por el COVID-19.

A nivel nacional se frenaron 44 proyectos ubicados en 18 estados del país, los cuales representan la generación de 29 mil 517 empleos formales y más de seis mil 425 millones de dólares.


En el caso de Tlaxcala, se verán afectadas el proyecto Magdalena I y IV, de la empresa italiana Enel Green Power, que se ubica entre los municipios de Hueyotlipan y Tlaxco, la cual tiene una capacidad de generación de 220 Mega Watts, la cual tiene una inversión de 187 millones de dólares y genera 894 empleos; misma que representa el ahorro de más de 325 mil toneladas de Dióxido de Carbono anuales. Misma que se encuentra entre los proyectos en pruebas o por iniciar pruebas.

El otro proyecto, es el Parque Solar Nueva Xcala, que se encuentra en etapa de construcción por parte de la empresa francesa Engie en el municipio de Calpulalpan, tendrá la capacidad de generación de 217 Mega Watts y tiene una inversión de 168 millones de dólares; misma que representa la generación de mil 100 empleos, y que generaría un ahorro de 320 mil 571 toneladas de dióxido de carbono al año.