Con la puesta en marcha de la planta de energía solar fotovoltaica “Magdalena II”, ubicada entre los municipios de Hueyotlipan y Tlaxco, Tlaxcala será un modelo en el país, en el impulso de proyectos de energías renovables o limpias que impactarán de manera positiva en el medio ambiente.

Este día, el director en México de Enel Green Power, Paolo Romanacci, el embajador de Italia en México, Luigi de Chiara y el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, colocaron el último panel y con ello oficialmente se puso en marcha la planta solar, que generará 220 megavatios que representa lo necesario para suministrar energía para más de 500 mil hogares mexicanos o para 1.5 millones de personas, lo que es superior al número de habitantes en la entidad.

El proyecto “Magdalena II”,
tuvo una inversión de 165 millones de dólares y está instalado en una superficie de mil hectáreas y consta de 550 mil paneles solares que generarán en total 220 megavatios de energía limpia destinada especialmente para la industria, la grande industria y giros comerciales importantes de la zona centro.


Fueron más de 600 los ejidatarios beneficiados con la renta de sus propiedades por más de 30 años, que recibirán anualmente las aportaciones económicas de parte de la empresa; además de que en este proyecto se generaron 900 empleos en el proceso de construcción de los cuales el 95 por ciento fueron de la gente de la zona y formalmente se generarán más de un centenar de empleos para la operatividad de la misma, y otros más temporales anualmente para el proceso de mantenimiento.

Al respecto, el director de Enel Green Power México, Paolo Romanacci, sostuvo que con este proyecto que representa ser el más importante en extensión para la empresa en el país, pone a Tlaxcala como un modelo en el desarrollo y aprovechamiento de energías renovables y amigables al medio ambiente, ya que esta planta representa el ahorro de más de 350 mil toneladas de dióxido de carbono al año.

Además consideró necesario que el Gobierno Federal genere políticas y condiciones legales y tributarias para incentivar la inversión en energías limpias en el país, ya que sostuvo que proyectos e inversiones de este tipo son inevitables en todo el mundo y México no puede quedar fuera de ello.

Reconoció las bondades que tiene la entidad por su ubicación geográfica y si interconexión, que precisamente la hacen atractiva para mayores proyectos de esta naturaleza; incluso abrió la posibilidad para que el próximo año se concrete el proyecto “Magdalena I” que será un espejo de la planta inaugurada este día, y que podría generar una inversión y una generación de energía similar a la de “Magdalena II”, siempre y cuenta existan las condiciones necesarias para ello.