Bordnetze México SA de CV podría ser sancionada por Volkswagen y Ford con “cantidades millonarias”, al incumplir con la entrega a tiempo de circuitos eléctricos que requieren las líneas de producción en ambas firmas automotrices.

Esto, como consecuencia del paro laboral y la protesta que se registra en las instalaciones de la proveedora, ubicadas en Acuamanala, Tlaxcala, donde los empleados reclaman una reducción de más de 80 por ciento en el pago de utilidades.

La manifestación comenzó desde el 7 de mayo pasado y al paso del tiempo se han sumado empleados de los tres turnos, quienes además demandan el cambio de los líderes sindicales, por considerar que permiten abusos hacia la plantilla laboral, como la eliminación de días de descanso y la obligación de trabajar en días festivos.

Ante esta situación, ha comenzado a circular un desplegado presuntamente emitido por el sindicato de la empresa y las “Asociaciones Sindicales México”, donde pide a los quejosos el terminar con el bloqueo a las instalaciones.

En el texto, se advierte que de concretarse las sanciones por parte de Volkswagen y Ford, no habría solvencia económica para responder y se pondría en peligro, primero, el pago de la nómina y después la permanencia de 50 por ciento de los trabajadores.

Por esa razón, a través del escrito, se conmina a arreglar las inconformidades a través de los delegados sindicales, pues se afirma que no hay bloqueo a la libre manifestación; pero se demanda que para ello no se llegue al cierre de la fábrica.