Dirigentes, técnicos, y futbolistas en toda Alemania han animado a los jugadores a revelar sus preferencias sexuales. Phillip Lahm, excapitán de la selección alemana, cree que el fútbol alemán aún no está preparado.

En una declaración publicada en la última edición de la revista 11 Freunde -11 Amigos-, un grupo de más de 800 jugadores, jugadoras y dirigentes alemanes de fútbol ofrecen apoyo con su mensaje "Pueden contar con nosotros" a compañeros homosexuales que quieran hacer públicas sus preferencias sexuales. "Los apoyaremos y si es necesario los defenderemos de las hostilidades", dice la declaración.

"Siendo 2021, todavía no hay ningún jugador abiertamente homosexual en el fútbol profesional masculino. El miedo a ser marginado y hostilizado parece seguir siendo tan grande que los jugadores gays creen que tienen que ocultarlo", agrega la publicación. Hay algunos jugadores que firman a título personal como los exinternacionales Max Kruse, del Union Berlín o Jonas Hector, del Colonia, o las internacionales Almuth Schult y Alexandra Popp.

También firman en nombre del Borussia Mönchengladbach los jugadores Lars Stindl, Mathias Ginter, Breel Embolo, Yann Sommer y Tony Jantschke y el entrenador Marco Rose y, en nombre del Borussia Dortmund, el director administrativo Hans-Joachim Watzke. "Si uno de mis compañeros revela su homosexualidad lo defendería de los idiotas que aparezcan", dijo Kruse acerca de la declaración. Hector, por su parte, recordó un documento del Colonia en contra de toda discriminación: "Eres bienvenido a la ciudad más bella de Alemania sin importar de dónde vienes, lo que tienes, lo que crees, quién eres, cómo vives y a quién amas", afirma el documento.

PHILIPP LAHM CREE QUE LA BUNDESLIGA NO ESTÁ PREPARADA

Hasta ahora el único jugador alemán que ha confrimado públicamente su homosexualidad es el exinternacional Thomas Hitzlperger, que lo hizo una vez terminada su carrera como activo. Actualmente, es directivo del Vfb Stuttgart.

Por su parte, el capitán de la selección alemana campeona del mundo en 2014, Philipp Lahm, se ha mostrado escéptico acerca de que en el mundo del fútbol esté lo suficientemente maduro para que los jugadores puedan reconocer abiertamente su homosexualidad.

Lahm dice que aunque en algunas ciudades sería posible, y menciona concretamente a Berlín, Friburgo, Leipzig y Hamburgo -donde el FC St-Pauli tuvo un presidente homosexual- es difícil que ello se pueda extender a toda la Bundesliga.

"En este momento, me parece que hay pocas posibilidades de que un jugador pueda confirmarlo públicamente -su homosexualidad- con éxito en la Bundesliga", manifestó el excapitán de la selección alemana.