El jugador y capitán del FC Barcelona Leo Messi se ha despedido de su excompañero y amigo Luis Suárez, que jugará en el Atlético de Madrid tras notificarle el club blaugrana que no contaban con él, y ha asegurado que no se merecía el adiós que la entidad le ha brindado.

"Te merecías que te despidan como lo que sos: uno de los jugadores más importantes de la historia del club, consiguiendo cosas importantes tanto en lo grupal como individualmente. Y no que te echen como lo hicieron. Pero la verdad que a esta altura ya no me sorprende nada", escribió Messi en sus redes sociales.

Un dardo más a la Junta Directiva presidida por Josep Maria Bartomeu. Si Suárez no quiso echar leña al fuego en su acto de despedida, aunque fue irónico a la hora de señalar si alguien debía reprocharse algo, Messi sí entró al trapo lamentando esa mala salida del uruguayo.

"Ya me venía haciendo la idea pero hoy entré al vestuario y me cayó la ficha de verdad. Que difícil va a ser no seguir compartiendo el día a día con vos, tanto en las canchas como afuera", se sinceró el '10'.


Además, aseguró que echará de menos a Suárez y a su familia, una amistad íntima para los Messi. "Los vamos a extrañar muchísimo. Fueron muchos años, muchos mates, comidas, cenas... Muchas cosas que nunca se van a olvidar, todos los días juntos. Va a ser raro verte con otra camiseta y mucho más enfrentarte", aportó.

"Te deseo lo mejor en este nuevo desafío. Te quiero mucho, los quiero mucho. Hasta pronto, amigo", se despidió Messi de Suárez, con quien se enfrentará ahora, tras seis temporadas como compañeros, como rival.