El Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio ha reiterado que el evento deportivo se mantiene y no será cancelado ni aplazado por la amenaza del brote de coronavirus, que se ha cobrado más de mil 300 vidas y ha dejado decenas de miles de personas contagiadas.

"Nos gustaría reiterar que no estamos considerando cancelar o posponer los Juegos de Tokio" por el coronavirus, ha dicho el presidente del Comité Organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Yoshiro Mori.

"Nos coordinaremos con el Gobierno y reaccionaremos de una manera calmada", ha dicho Mori, al inicio de una reunión con los miembros del Comité Olímpico Internacional y con el Ayuntamiento de Tokio. El presidente de la Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional, John Coates, ha dicho que el brote de coronavirus es un "tema inesperado" y que las autoridades olímpicas deberían demostrar que se adoptan las necesarias precauciones con todos los atletas y los visitantes en Japón.

El Gobierno japonés y el Ayuntamiento de Tokio también estudiarán tomar medidas de respuesta durante la reunión de dos días que mantendrán en la capital nipona.

El Comité Organizador y el Comité Olímpico Internacional también discutirán el coste de trasladar las pruebas de maratón y de marcha de Tokio a Saporo, en la isla de Hokaido, por el extremo calor que suele registrarse en la capital.

La semana pasada, el consejero delegado de los Juegos Olímpicos de Tokio, Toshiro Muto, manifestó su preocupación por el efecto del brote de coronavirus en los Juegos Olímpicos de Tokio, que se celebrarán del 24 de julio al 9 de agosto.

"Estoy muy preocupado por la posibilidad de que la expansión de esta enfermedad infecciosa pueda suponer un jarro de agua fría en un momento importante para los Juegos", dijo Muto, en una reunión con autoridades del Comité Paralímpico Internacional.

El brote de coronavirus ha matado a más de mil 300 personas en China, en su mayoría en la provincia de Hubei, donde se originó el virus a finales de 2019.