El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta reveló que gestionará con empresarios poblanos inversiones en la franquicia del Club Puebla para impedir que el equipo de futbol sea vendido y trasladado a otra entidad, esto al descartar que la administración estatal le otorgue algún tipo de subsidio.

En entrevista, el mandatario sentenció que su administración destinará recursos para el deporte amateur y no al profesional, pues calificó a este último como un “negocio”. Además, indicó que la principal obligación principal del gobierno es generar mejores condiciones para los poblanos y disminuir la pobreza en los 217 municipios del estado.

“Voy a iniciar un cabildeo con empresarios poblanos para tratar de que el equipo Puebla se quede, pero yo no voy a meter dinero público en el transporte profesional, hay mucha pobreza en los 217 municipios y el deporte profesional es negocio”, expresó.

En el caso de que La Franja se retirará de entidad, Barbosa Huerta consideró que habrá otros equipos profesionales que quieran estar en Puebla, pues consideró que el Cuauhtémoc es un “gran” estadio, aunque tiene las marcas del morenovallismo, las cuales descartó retirar.