Es la literatura la base de la creación cinematográfica: los cuentos de hadas y las grandes historias mitológicas. Un apuesto caballero, un ogro de costumbres poco higiénicas, un dragón que es una cariñosa mascota o un tiránico rey; los personajes que hacen de las películas nuestras favoritas, se vuelven legendarios al conformarse de una compleja estructura, tener misiones y capacidades únicas, grandes y significativos propósitos y desarrollarse en escenarios épicos.

Guion de aventura (Ariel), de Antonio Sánchez-Escalonilla, es una guía para la construcción y análisis de gloriosas figuras, protagonistas de enormes hazañas. “Como todo escritor o creador de relatos, el guionista estará en mejores condiciones de construir sus historias en la medida en que se familiarice con las leyendas y los mitos, pues de ellas procede el vasto oceáno literario”. Todo cinéfilo o creador cinematográfico encontrará en esta tesis de Sánchez-Escalonilla una disgregación de los elementos que componen a los héroes para comprender entonces su origen y motivos.

Los relatos contados en la pantalla o en el papel, son un intento del hombre por conocerce mejor a sí mismo y darse explicaciones sobre lo que le rodea, es en donde radica la importancia de la observación a las entrañas de lo que se ve en el cine. “Es cierto que, como advertía Aristóteles hace veintitrés siglos, «la acción es el personaje» y por tanto todo héroe está condicionado por su aventura. Pero el argumento épico será muy distinto si el héroe ya está forjado al principio, pues, de lo contrario, el guionista se verá obligado a narrar un viaje heroico que incluye la construcción del personaje.”

El uso metódico de los cánones artísticos no garantiza la genialidad del relato, siempre será necesario un buen y sustentado guion cinematográfico. La influencia cultural y el pleno conocimiento de la trama potenciará las posibilidades creativas del guionista y, en consecuencia, el éxito a los ojos del espectador, porque todos nos hemos reconocido en alguno de nuestros personajes favoritos. En Guion de aventura el lector podrá encontrarse, a través de diálogos y un estudio amplio, en el interior de películas como El señor de los anillos, El Imperio contraataca, El Protegido, Matrix, Los Intocables y Toy Story y revivir las andanzas de Harry Potter, Buzz Lightyear, Matilda o Forrest Gump.