Ni ovni, ni misil fue la aclaración que se hizo respecto a las luces que se observaron el viernes por la noche en California, al sur de los Estados Unidos, luego de que cientos de usuarios compartieran en redes sociales videos y fotografías de una extraña luz  que apareció en el cielo para sorpresa de muchos.

La compañía SpaceX tuvo que explicar lo sucedido. Las luces confundidas con una nave extraterrestre - en algunos casos - fueron provocadas por el cohete Falcon 9, lanzado desde la Base Aérea de Vandenberg con la finalidad de transportar satélites que se pondrán en órbita para cubrir servicios de telefonía, y también de geolocalización de embarcaciones y aviones.

La misma empresa, detalló que es el cuarto vuelo que se hace, de un total de ocho programados para lanzar 75 satélites al espacio.  "Iridium NEXT (plan de la empresa de telecomunicaciones homónima) reemplazará la red satelital comercial más grande del mundo de satélites de órbita baja, en lo que será una de las mayores actualizaciones tecnológicas en la historia", dijo la empresa en un comunicado.