Luego de que se denunciara la pérdida de la Certificación Tipo Inspección Federal (TIF), Raúl Corona Flores dejó la titularidad de Industrial de Abastos y el gobierno municipal confirmó a Marco Antonio Márquez Montiel como encargado de despacho.

Fue el regidor Enrique Guevara Montiel quien denunció que la certificación tipo TIF se había perdido pese a que los regidores autorizaron dos ampliaciones presupuestales para realizar los trabajos que permitieran conservarla.

El cabildante indicó que la comuna dejo de invertir en el mantenimiento y maquinaria para el inmueble, que ya fue objeto de una revisión por parte del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

Al respecto la edil, Claudia Rivera Vivanco añadió que aún sigue en análisis la permanencia de la certificación que el rastro obtuvo durante la gestión del ex edil, Eduardo Rivera Pérez y pidió tiempo para informar el estatus que guarda.

Trascendió que la salida de Raúl Corona obedeció al hecho de que no se realizarán los trabajos necesarios para mantener la certificación. Sobre el recién nombrado encargado de despacho del rastro municipal, la comuna informó que tiene cinco años de experiencia laborando en Industrial de Abastos y en general 25 en la administración pública.