El Burladero, restaurante icónico de Puebla capital por la venta del exquisito Mole de Caderas, se encuentra de luto luego de que este domingo perdió la vida el fundador de este negocio, Onésimo Sánchez Jiménez.

Don Onésimo, como lo conocían sus amigos, era un taurino de hueso colorado, pues sus conocimientos en este arte, siempre fueron relatados cada vez que disfrutaba de un platillo con sus amigos dentro del restaurante fundado en 1974.

Empezó con su pequeño local sobre la 13 sur y 17 poniente de la Colonia Santiago, sin embargo, el paladar exigente de sus clientes, lo motivaron a extenderse a un establecimiento más grande que hoy se ubica en la 13 sur 1503.

Onésimo Sánchez Jiménez se volvió una leyenda de la gastronomía poblana, principalmente en los meses de noviembre-octubre cuando se vende este tradicional Mole de Caderas que tiene su origen en el municipio de Tehuacán.

Hoy el brillo de este restaurante que lleva 46 años abierto al público se verá opacado, pues para esta temporada de Mole de Caderas y en medio de la crisis sanitaria del COVID-19, ya no se tendrá la presencia de Don Onésimo, quien siempre tenían muchas historias que platicar para sus fieles comensales.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Fallece Rebeca Quintero, fundadora del As de Oro en Puebla Inicialmente, Rebeca Quintero inició el As de Oros en el Centro Histórico de Puebla.