Derivado del avance de la pandemia por coronavirus en territorio nacional y su comportamiento en el estado de Tlaxcala, así como para no poner en riesgo la salud de la ciudadanía, la edición de este año de la Feria Nacional de Huamantla será suspendida.

Lo anterior, lo confirmó el presidente municipal del Pueblo Mágico, Jorge Sánchez Jasso quien además abrió la posibilidad de que la feria se pueda posponer para desarrollarse en el mes de octubre, en el 486 aniversario de su fundación, sin embargo, dijo que aún no está en condiciones de asegurar eso.

Comentó que si bien la feria de Huamantla se desarrolla los primeros días de agosto y las autoridades sanitarias estiman que para esa fecha el nivel de contagios de COVID-19 sean menores, la pandemia apenas estaría pasando pero con el riesgo de que existan brotes de contagio no solo en Tlaxcala sino en toda la República, motivo por el cual decidieron cancelar la feria anual a la que acuden miles de personas de diferentes partes del país y del extranjero.

“La feria de Huamantla se encuentra en un elevado riesgo de que no se realice; prácticamente es un hecho la cancelación, lo cual es un golpe fuerte a la derrama económica, pero primero está la salud de las personas. En esas fechas es posible que ya estemos saliendo de la pandemia, pero como las actividades implican concentración de personas, todavía estaremos muy sensibles a que haya nuevos brotes de contagio”, expuso el alcalde.

Sánchez Jasso, recordó que la feria del Pueblo Mágico es una de las más importantes del estado, no solo por la riqueza cultural, artesanal, gastronómica, y su tradición taurina, sino también por la derrama económica que significa para las arcas municipales y la población que se estima en 100 millones de pesos aproximadamente.

En ese sentido, consideró que la cancelación de la feria anual “será un golpe muy fuerte para la población huamantleca pero primero está primero la salud de la población”, desatacó,