El Síndico del Ayuntamiento de Tlaxcala, Héctor Martínez García solicitó al Poder Legislativo local autorizar la donación del predio denominado “La Hera”, ubicado en la localidad de Tizatlán que consta de 12 mil metros cuadrados, a la Diócesis de Tlaxcala para la edificación del Santuario de los Niños Mártires con lo que se podrá impulsar el turismo religioso en la capital.

Para eso, el pasado 14 de febrero el representante legal del Ayuntamiento turnó al presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Omar Milton López Avendaño el oficio mediante el cual piden la autorización del Poder Legislativo para ejercer actos de dominio sobre el predio y entregarlo en donación a la Diócesis local.

En el oficio, explica que el Cabildo capitalino autorizó la donación desde el 26 de septiembre de 2019, se trata del predio denominado “La Hera” que consta de 12 mil metros cuadrados y que fue donado al Ayuntamiento hace dos años por el corredor público del estado, Leonardo Molina Yano.

Además el predio está situado en la comunidad de Tizatlán, y cuenta con una característica importante para construir ahí el santuario de los Niños Mártires de Tlaxcala, ya que está en límites con los municipios de Amaxac de Guerrero, San Pablo Apetatitlán y Tlaxcala, incluso cerca de la zona de hospitales.

Por eso, según los planos existentes, el lugar servirá para acoger a los familiares de los enfermos de hospitales como el General de Tlaxcala, el Regional de Tzompantepec, el Infantil de Tlaxcala y de la Mujer, siendo un lugar para descansar o tomar alimentos.

Pero además, la presidenta del municipio de Tlaxcala, Anabell Ávalos Zempoalteca consideró que ese proyecto es viable porque así se detona el turismo religioso en la capital y con ello la detonación del desarrollo económico para la población. La solicitud fue turnada a comisiones para su análisis.