El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), hasta el momento, no tiene registrada en ventanilla ninguna solicitud del Ayuntamiento de Chiautempan para realizar obras de rehabilitación en el Palacio Municipal.

Lo anterior, después de haber solicitado información respecto al proyecto de obra que a decir del mismo presidente municipal, Héctor Domínguez Rugerio habían ingresado “la semana pasada” al INAH de la que no habían tenido ninguna respuesta.

En ese tema, el Centro INAH en Tlaxcala respondió que “no han ingresado solicitud alguna” del municipio de Chiautempan para realizar en una primera instancia, análisis y dictamen de daños que son evidentes en el pasillo del lado derecho de la segunda planta del inmueble histórico, valoración del proyecto, asignación de recursos, para posteriormente llevar a cabo el desarrollo de las obras necesarias.

Debido a que el Palacio Municipal está dentro del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos del INAH, para realizar trabajos de rehabilitación se necesita un permiso del instituto, la obra debe realizarse por personal autorizado y con materiales aptos que sean los originales para no realizar alteraciones al monumento.

Además, el INAH advirtió que es responsabilidad del municipio presentar el proyecto a la ventanilla y el instituto se compromete a brindar el apoyo técnico necesario, no así recursos, toda vez que anteriormente el Ayuntamiento obtuvo recursos pero no fueron aplicados. En este caso, el Palacio Municipal está dado de alta con la denominación de “El Portalito”, debido al portal que está en la parte posterior del inmueble que data del Siglo XVII que antes era una arquitectura doméstica y fue ocupado como vivienda multifamiliar.

La descripción del portal es la siguiente de “disposición horizontal con predominio macizo sobre vano, portal en planta baja formado por arcos de medio punto, la fachada está rematada por una cornisa y en el centro un remate con campana”.

Al interior del edificio histórico los acabados son de adobe, loza de concreto, el acabado es aplanado naranja, en la techumbre predomina la viga de madera y el tejamanil.