Pobladores de la localidad de Francisco Sarabia del municipio de Calpulalpan, mantuvieron cautivo al Presidente Municipal, Neptalí Gutiérez Juárez, así como a la autoridad comunal, Benito Cortés Castelán, en demanda de que se reactive el servicio de agua potable del que carecen desde hace 15 días.

Como medida de presión, por la tarde noche del jueves retuvieron a ambas autoridades por más de cinco horas; sin embargo, este viernes el edil seguía reunido con los inconformes, debido a que estaba acordado que a más tardar a las 15:00 horas de este día llegue al equipo nuevo para reactivar la bomba de agua del pozo.

Pese a que durante los reclamos el munícipe recibió una bofetada, este aseguró que no estuvo retenido en la Presidencia de Comunidad y que todo se trató de un diálogo que se alargó durante mucho tiempo y que por decisión propia él se quedó con los habitantes. Sin embargo, durante la mañana la situación seguía en las mismas condiciones, incluso con un discreto operativo cercano a cargo de policías estatales y municipales, para entrar a rescatar a los funcionarios en caso de ser solicitada la ayuda.

En tanto, los vecinos de Francisco Sarabia dijeron que si a las 3:00 de la tarde no se hace la conexión del vital líquido, tomarán otras acciones más drásticas y ya con el Presidente Municipal en sus manos.

Y es que de acuerdo con el edil, el equipo de bombeo procede desde Monterrey, Nuevo León, de ahí la tardanza, pero que de inmediato personal de la Comisión de Agua Potable de Calpulalpan, procederá a hacer los trabajos de instalación correspondientes. La molestia de los usuarios no solo fue la falta de agua, sino que piperos hicieron muy buenos negocios con la población pues vendieron el recurso natural a muy altos costo.