Personas originarias de Honduras, fueron el grupo de migrantes más numeroso acogidos en el albergue “La Sagrada Familia” de Apizaco durante el año 2019, seguido de procedencia guatemalteca y salvadoreña.

Lo anterior, lo dio a conocer el representante del albergue, Elías Dávila Espinoza, quien además informó que en total la estancia para personas en tránsito atendió a siete mil migrantes en el año pasado, de ellos –explicó- lograron registrar a 4 mil 745, mientras que a unos mil 255 no porque únicamente solicitaron acogimiento para comer, obtener algunas prendas de vestir, asearse, y continuar con su camino.

Mientras que unas mil personas en tránsito llegaron al albergue ubicado en la zona ferrocarrilera del municipio de Apizaco a través de las caravanas Centroamericanas hacia Estados Unidos que arribaron durante diferentes temporadas del año 2019; en esa ocasión la casa del migrante vio rebasada su capacidad de atención y algunas personas acamparon en las inmediaciones lo que provocó molestia entre la población por lo que solicitaron al Ayuntamiento la colocación de una malla que restringió el libre tránsito de las y los migrantes.

Del total de los migrantes atendidos en el 2019, el 85 por ciento fue de procedencias hondureña, mientras que el siete por ciento eran oriundos de Guatemala, y el 4 por ciento de El Salvador.

También, el Padre Elías Dávila reportó que atendieron a 13 migrantes procedentes de Cuba, uno de Panamá, uno de Uruguay, además de 84 mexicanos; sobre esos casos mencionó que “también se atiende a mexicanos. Tuvimos una hermana Oaxaqueña por varios meses, hasta que nos pudimos comunicar con sus familiares, su familia es de escaso recursos y ella está enferma”.

Dávila Espinoza agradeció la colaboración de la ciudadanía a través de donaciones para cubrir las necesidades de las personas en tránsito, además del equipo de la casa del migrante, y aprovechó para conminar a la población a colaborar con el albergue durante este 2020.