Amantes de la tortilla de maíz, del chicharrón prensando, la papa y el frijol, gente conocedora y paladares exigentes, ¡prepárense! porque ya viene el octavo Festival del Taco de Canasta y el Molote el 18 de noviembre en la Plaza Cultura del recinto ferial de Tlaxcala. La cita es a partir de las 15 horas para ser parte de este festival gastronómico que ya se ha convertido en una tradición imperdible en el marco de la Feria de Tlaxcala, dicho evento se registra el último día de las actividades de feria.

Para este año, el señor Austreberto Botis informó que se ofrecerán a los asistentes totalmente gratis 30 mil tacos de canasta, habrá de chicharrón prensado, frijol, papa y adobo, acompañados de su salsa verde, por lo que pidió a la gente que llegue antes de la hora de inicio ya que las filas son largas para poder degustar de una orden que consta de cuatro taquitos.

También habrá cinco mil molotes para repartir entre las y los asistentes, platillo característico del municipio de Xicohtzinco, donde poco más del 50 por ciento de la población se dedica a cocinar y vender ese antojito.

Don Austreberto y su familia se dedican desde hace ya varios años a cocinar el platillo tradicional de Tlaxcala, oriundos de la capital del taco de canasta San Vicente Xiloxochitla, municipio de Nativitas, La familia Botis comenzó con el festiva del taco de canasta, y siempre se han caracterizado por dar un plus en su oferta culinaria, al incluir ensaladas de pepino con habaneros y nopales, salsa verde, guacamole, y roja para encontrar mejores combinaciones para degustar los taquitos del plástico azul.

También van combinando los sabores, aparte de los tradicionales de chicarrón, frijol, y papa, ellos han agregado de rajas con huevo, adobo, papas con longaniza, mole verde, picadillo, rajas con salchichas, entre otros.

En este año, los tacos Botis fueron parte de la serie documental de Netflix “La Crónica del Taco” producida por producida por Canana Films y Gloria Contente, en la que Austreberto resaltó la herencia que su padre le dejó y que ahora comparte con su familia, la preparación del taco de canasta, actividad en la que ya lleva más de 30 años.

En ese capítulo de la serie, se destaca el lugar de origen de los tacos de la canasta con plástico azul que es Xiloxochitla, donde se estoma que alrededor del 80 por ciento de la población se dedica a la venta del taco no solo en Tlaxcala sino en la Ciudad de México, Puebla, San Luis Potosí, y el Estado de México.