Docentes, padres de familia y alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios, No. 212, (CBTIS), ubicado en el municipio de Tetla de la Solidaridad, mantienen cerradas las instalaciones de la institución desde el pasado martes, en exigencia de la salida de la directora del plantel Diana Karina Flores Carro, a quien acusaron de manera directa de cometer sendas irregularidades.

Por segundo día consecutivo, los padres de familia denunciaron que existe mal manejo de las cuotas escolares, de mil 500 pesos por cada alumno, ya que hasta el momento se desconoce el destino y manejo de sus aportaciones, ante el poco o nulo avance que se ha registrado en la institución.

Los paterfamilias señalaron que actualmente la plantilla de estudiantes es de más de tres mil estudiantes en los seis semestres de cada turno, de manera que el monto es considerable y no existe hasta el momento un balance sobre el manejo y destino de estos fondos de la institución.

La inconformidad surgió, luego de que se han hecho cobros por servicios y proyectos desde el ciclo escolar pasado, pero acusaron que hasta el momento no se ha concretado nada, pese a que van dos ciclos continuos de las aportaciones que han hecho los padres de familia por cada alumno inscrito.

Además, acusaron que el ciclo escolar pasado, les cobraron 300 pesos para la ceremonia de graduación, pero tuvieron conocimiento de que la Presidencia Municipal, fue quien absorbióla totalidad de los gastos, de manera que exigieron claridad sobre este monto aportado y que no fue aprovechado.

Incluso, pese a esta situación, recriminaron que incluso hayan condicionado la entrega de documentos a los alumnos que se tardaron en entregar la cuota de graduación, cuando no utilizaron este dinero, en contubernio del subdirector de la escuela, que resulta ser pareja sentimental de la directora.

En consecuencia, solicitaron una audiencia y diálogo con las autoridades federales y estatales de educación, a fin de que se aclare esta situación, o amagaron con mantener cerradas las instalaciones de la escuela hasta que no se aclare esta situación y se determine la salida de la directora.