Padres de familia de la escuela primaria Josefa Ortiz de Domínguez, cerraron este día la institución como medida de presión, para que las autoridades educativas designen a un docente de educación física, ya que desde hace tres años no cuentan con uno para los tres primeros grados.

Los paterfamilias, detallaron que dicha problemática la arrastran desde hace tres años, cuando la escuela se quedó sin un docente de educación física de base para los alumnos de primero a tercer grado, de manera que sólo han acudido profesores interinos por pocos meses dejando en vilo alrededor de 26 horas a la semana.

Al respecto, la presidenta del comité de Padres de Familia, Laura Hernández Hernández, explicó que derivado de esta situación, aunado a que el otro docente de base se encuentra en comisión en la USET, los alumnos no reciben clases de educación física, lo cual afecta a más de 300 alumnos.

Refirió que desde hace meses, han enviado constantes oficios a la Unidad de Servicios Educativos del Estado (USET), para exigir la regularidad en la plaza del profesor de educación física; sin embargo, hasta el momento no han recibido una respuesta positiva a su exigencia.

Por tal motivo, este día determinaron suspender actividades para los alumnos y realizaron una reunión informativa con los padres de familia sobre esta situación, quienes determinarán las acciones a realizar posteriormente y para desarrollar una reunión con las autoridades educativas para que atiendan su petición.