Clea, La Lola y Adela, fueron jubiladas y donadas este día a tres familias tlaxcaltecas para cobijarlas en un nuevo hogar, luego de haber prestado servicio  por poco más de ocho años como oficiales caninos del Grupo K9 adscrito a la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC)-

En una emotiva ceremonia, los guías caninos entregaron el equipo táctico de los tres oficiales caninos en comandante del grupo de operaciones y realizaron la entrega simbólica a las personas que se harán cargo de ellas a partir de este día, y luego de concluir el proceso de desincorporación del grupo policiaco al que pertenecen.

Adela y La Lola son oficiales de raza Labrador y Pastor Alemán, respectivamente y ambas cuentan con una especialidad en Narcóticos, ya que tienen capacidad para detectar cinco aromas de estupefacientes y se encontraban actualmente en activo al servicio de los operativos para detectar este tipo de sustancias en distintos sitios, como fue el Centro de Reinserción Social (Cereso), y los operativos en carreteras; ambas contaban con más ocho y nueve años de servicio en la corporación.

En tanto que Clea, tiene nueve años de servicio y es la segunda ejemplar en el estado, con especialidad en detección de explosivos, y atendió denuncias de amenazas de bomba, detección de explosivos, pólvora, armamento y municiones y también se encontraba en activo en acciones específicas durante operativos y revisiones.

A partir de ahora, las tres oficiales caninos fueron donadas a tres familias tlaxcaltecas, quienes ofrecerán un nuevo hogar para estos canes quienes disfrutarán de un periodo de descanso y en calma, luego de varios años de haber servido a la ciudadanía con sus actuaciones.

Al respecto, el encargado de la Unidad Canina, Evencio Campos, detalló que ahora los tres guías caninos, se quedarán sin canes y en espera de un nuevo oficial canino, que actualmente se encuentran en adiestramiento desde cachorros, para que próximamente se reincorporen al servicio de esta unidad.

Detalló que si bien el desapego entre el cuidados y el perro fue difícil, por el apego incluso emocional que surge con el paso de los años, y en esta ocasión los manejadores por falta de espacio no pudieron quedarse con los canes; por ello es que se vieron en la necesidad de buscar un nuevo hogar para las oficiales que este día fueron jubiladas.

Actualmente el grupo K9 cuenta con 10 oficiales caninos especializados en detección de narcóticos, explosivos y guardia personal; y se encuentran en adiestramiento otros cachorros que forman parte de una camada autorizada por la SSC, que es cuidada en el área especializada y se espera que se sumen en próximos meses a la operatividad de la corporación.