Representantes de organizaciones civiles adheridos al Congreso Agrario Permanente (CAP), denunciaron que la alcaldesa de Texoloc, Maribel Cervantes Hernández, y su hijo el diputado local Miguel Ángel Covarrubias Cervantes, entregaron animales enfermos gratuitamente, los cuales fueron erogados con recursos del Fondo de Apoyo para Fortalecimiento del Campo, que etiquetó el legislador al municipio en el presupuesto del 2019.

La bolsa de recursos destinados para el municipio de Texoloc, alcanzó para beneficiar a 200 productores, a quienes les entregaron dos cerdos o borregos a cada uno, mismos que se encuentran enfermos y no cuentan con aretado otorgado por la Unidad de Producción Pecuaria (UPP), situación que pone en riesgo al resto de los animales que tiene cada productor ante un posible contagio, que podría acabar con su ganado y generar un brote de enfermedad en la región.

Sobre el caso los líderes Alejandro Martínez Hernández de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas Campesinas (CODUC) y José Isabel Juárez Torres de la Unión Campesina Democrática (UCD), reclamaron el actuar de la alcaldesa y el diputado, que por atender intereses personales y políticos, no se pusieron a pensar en la afectación que podrían generar a la población.

“Hay gente que tiene 20 o 30 borreguitos y les dieron dos pero enfermos, hay quien tiene cerdos y les entregaron dos pero enfermos. Lo peor del tema es que los están tirando en las barrancas y eso no para.

Todo lo que es una enfermedad viral hay temas sanitarios que hay que respetar y que deberían los diputados, tanto Covarrubias como su madre decir, como vamos a entregar animales enfermos en un acto ganadero que está perfectamente limpio, y bueno; (…).

Este problema es grave porque implica al gobierno federal, estatal, a los poderes y al congreso, porque si no mal recuerdo era un recurso para el fortalecimiento al campo no para el fortalecimiento a las bolsas de los diputados y no para el fortalecimiento de sus empresas, lo digo, porque finalmente van a tener que intervenir las autoridades tanto federal y estatal, Sader y Sefoa que son los encargados para parar el tema y meter orden a los diputados”, recriminaron.

Señalaron que de inmediato los animales presentaron síntomas como granos en el rostro con líquido y han presentado fiebre; situación por la cual presumen que se trata de viruela; aunado a que por esta situación, han tenido que erogar hasta mil 200 pesos, para atender a los animales, aunque no cuenten con el recurso, de manera que más que apoyos, han tenido que desembolsar dinero que les cuesta trabajo conseguir.

Por tal situación, solicitaron la intervención de la Sefoa y la Sader, para verificar el estado en el que se encuentren el ganado entregado; además de establecer una revisión a la empresa quien vendió los cerdos y borregos enfermos y sin aretado; aunado a que consideró necesario aplicar sanciones a la alcaldesa y su hijo el diputado, por estas omisiones y negligencias.