Las vacunas desarrolladas por Pfizer con BioNTech y Moderna son altamente efectivas y redujeron el riesgo de infección en un 90 %, dos semanas después de la segunda inyección entre las primeras personas que recibieron la vacuna, según una nueva investigación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades​ (CDC) de EE.UU., publicado este lunes 29 de marzo.
"Este estudio muestra que nuestros esfuerzos nacionales de vacunación están funcionando. Las vacunas autorizadas contra el covid-19 proporcionaron una protección temprana y sustancial en el mundo real contra la infección para el personal de atención médica de nuestra nación, los socorristas y otros trabajadores esenciales de primera línea", comentó Rochelle Walensky, directora de CDC.
Los resultados actuales aseguran que las personas comienzan a desarrollar protección contra la vacuna dos semanas después de su primera dosis. La mayor protección se observó entre aquellos que recibieron las dos dosis recomendadas del medicamento.

Por su parte, los desarrolladores de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, apuntaron en su cuenta de Twitter que la eficacia de su fármaco alcanza el 91.6 % en todos los grupos de edad, superando el de Pfizer con BioNTech y Moderna, comunicó Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, cuyos científicos crearon la vacuna.

El funcionario señaló que todas las personas vacunadas mostraron una buena tolerancia y respuesta corporal al fármaco. Entre otros detalles, destacó que la Sputnik V es de primera calidad mundial y explicó que los desarrolladores esperan que proporcione una inmunidad superior a los 2 años.

F. RT