n aras de la investigación sobre las enfermedades neurodegenerativas, la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán gestionó la formación del BioBanco Nacional de Demencias (BND) con el objetivo de analizar los encéfalos y fragmentos de órganos pertenecientes a individuos que padecieron afecciones neurológicas y también de personas sin estas enfermedades para comparar el procesamiento molecular patológico de las proteínas involucradas y de este modo buscar un biomarcador específico.

José Luna Muñoz, director del BND y creador del proyecto, explicó que las enfermedades neurodegenerativas han sido asociadas al proceso de envejecimiento y erróneamente identificadas como casos de demencia senil. De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo existen aproximadamente 47 millones de personas con algún tipo de demencia y se calcula que para 2030 la cifra aumentará a 75 millones.

¿Cómo lo trabajan?

Debido a que se desconoce el origen de estas enfermedades, resulta crucial desarrollar métodos de diagnóstico certeros, no invasivos y hechos en vida, por ello la FES Cuautitlán gestionó la creación del BND, que forma parte de la Red Latinoamericana de Bancos de Cerebros, y es el primero de su tipo en nuestro país.

​El doctor Luna indicó que el origen data de 25 años atrás y hasta este 2020 lograron su consolidación como receptor de órganos para la investigación, ofreciendo la posibilidad de otorgar servicios gratuitos como: diagnóstico histopatológico confirmatorio post mortem y el apoyo a estudiantes de la UNAM, así como de otras instituciones, para realizar investigación en las padecimientos neurodegenerativos.

El académico explicó que la donación es indispensable porque contribuye al desarrollo científico y al mejoramiento de la humanidad. Dicho proceso es mediante una autorización previa de los familiares o el donante, quienes deberán firmar una carta de intención para entregarla al BioBanco, una vez que ocurra el fallecimiento.

La extracción de los encéfalos y fragmentos de órganos debe llevarse a cabo dentro de las 12 horas posteriores a la muerte, para evitar la degradación de proteínas. Las muestras son resguardadas para separar ambos hemisferios, conservarlos y estudiarlos.

Síntomas y edades

Pese a que en el Biobanco estudian las diferentes demencias han focalizado sus esfuerzos en investigar el Alzheimer, ya que tiene una prevalencia de 60 a 70 por ciento en la población, principalmente en mujeres. Éste se presenta normalmente a partir de los 65 años y, cuando existe un factor genético entre los 35 y 40 años, manifiesta un proceso degenerativo más acelerado.

Etapas tempranas

El especialista explicó que en etapas tempranas los síntomas son:

Alteración de la memoria a corto plazo. Dificultad para planear y resolver problemas.  Realizar actividades cotidianas. 
Etapas avanzadas

En etapas avanzadas pueden presentarse: 

Desorientación espaciotemporal. Alucinaciones visuales y auditivas.  Celotipia. Hiperactividad sexual.  Desconocimiento de sí mismo.