Un equipo de investigadores chinos ha demostrado que es posible establecer una comunicación cuántica segura entre dos estaciones terrestres a una distancia récord de 1.120 kilómetros y sin utilizar repetidores de seguridad intermedios.

El hito es considerado como un nuevo paso hacia la aplicación práctica de la comunicación cuántica.

La distribución cuántica de claves se considera una forma segura para permitir el intercambio de mensajes cifrados entre usuarios remotos.

En estudios anteriores, los científicos habían logrado la distribución cuántica de claves en un laboratorio sobre un soporte de fibra óptica, así como entre un satélite y una estación terrestre.

Pero la distribución cuántica de claves entre dos usuarios en tierra necesita repetidores cuánticos confiables, con el fin de evitar la pérdida de señal y extender la distancia, lo que plantea riesgos de seguridad.

En la prueba de distribución cuántica de claves satélite-tierra, por ejemplo, se generó una clave distribuida por el satélite cuántico de China a partir de experimentos a escala espacial.

El satélite, apodado Micius, almacenaba toda la información de dicha clave. Si Micius fuese pirateado, existiría un riesgo de fuga de información.

De acuerdo con un estudio publicado recientemente en línea por la revista Nature, el satélite Micius envió pares de fotones en un entrelazamiento cuántico a dos estaciones terrestres separadas por 1.120 kilómetros. Una de ellas está enclavada en Delingha, en la provincia de Qinghai, y la otra en Nanshan, cerca de Urumqi en la región autónoma uygur de Xinjiang.

Un entrelazamiento cuántico seguro entre las dos estaciones terrestres fue establecido sin repetidores de seguridad, al tiempo que el satélite Micius no tuvo información sobre la clave segura.

Pan Jianwei, prestigioso físico cuántico y autor correspondiente de la investigación, indicó que el estudio aumenta diez veces la distancia segura de la distribución cuántica de claves sin repetidores de seguridad en tierra, asegurando una comunicación segura incluso cuando el satélite está en peligro.

Se trata de un avance importante hacia la aplicación práctica de la comunicación cuántica segura, añadió el experto.

El entrelazamiento cuántico es un fenómeno peculiar que ocurre en la mecánica cuántica. Si dos partículas son entrelazadas, sus propiedades entrarán en un estado cuántico único, de tal manera que cuando sus propiedades son medidas estas permanecen correlacionadas sin importar la distancia que las separe.