Europa debe olvidar la idea de que "la pandemia terminará en un futuro próximo" y asumir que la lucha contra el coronavirus podría prolongarse hasta 2 años, opina el epidemiólogo chino Zhang Wenhong, jefe del equipo de expertos clínicos del covid-19 de Shanghái.

"Sería perfectamente normal que el virus entrara y saliera, y que durara entre uno o dos años", recoge sus palabras el periódico South China Morning Post.

Durante una videoconferencia organizada por el Consulado chino en la ciudad alemana de Düsseldorf, Wenhong dijo que para dejar atrás la crisis del coronavirus "en un corto periodo de tiempo", las medidas que adopta la comunidad internacional tienen que ser "extremadamente radicales".

La pandemia del coronavirus podría ser frenada "si el mundo entero pudiera dejar de moverse durante cuatro semanas", indicó el experto. Al mismo tiempo, reconoce que no puede imaginar "que alguna vez se produzca una suspensión global total, ni siquiera en Alemania o Europa".

Según sus palabras, el cierre generalizado de las ciudades chinas pudo ser llevarse a cabo gracias a que el brote inicial coincidió con las vacaciones del Año nuevo lunar.

Acción simultánea
En los últimos cuatro días, China solo ha registrado un nuevo caso nacional de covid-19, mientras sigue esforzándose en contener los casos importados. Sin embargo, países europeos como Italia, España, Alemania y Francia sufren en estos momentos fuertes aumentos en número de infectados y fallecimientos.

De hecho, Italia ya supera a China en número de muertos por covid-19 con más de 5.400 personas. La China continental ha registrado un total de 3.261 casos letales, según los últimos datos de la Comisión Nacional de Sanidad del país asiático.

Aunque en las zonas más afectadas de Europa se introdujeron medidas estrictas, como cierres y toques de queda, sus ciudadanos correrán el riesgo de sufrir infecciones importadas hasta que todo el mundo actúe de forma simultánea, advirtió el epidemiólogo chino.