Las niñas y las mujeres jóvenes son imparables. Hoy en día, las niñas de todo el mundo abordan cuestiones como la tecnología y la ciencia, las habilidades y la desigualdad de aprendizaje, el cambio climático o la autoestima.

En este mes de la mujer te compartimos 11 nombres, tanto nacionales como internacionales, que están haciendo historia y liderando para cambiar hacia un mundo más igualitario para todos.

Greta Thunberg: Huelga por el futuro

En agosto de 2018, esta chavita sueca tenía 15 años y se paró afuera del parlamento de su país con un letrero que decía:

“Huelga escolar por el ambiente” (fue después de las olas de calor que se vieron en Europa y los incendios forestales en Suecia).

Su demanda era simple: le exigió a su gobierno que redujera las emisiones de carbono conforme al Acuerdo de París (que 96 países firmaron comprometiéndose por el bien del planeta y su futuro). El 7 de septiembre anunció que dejará de ir a la escuela todos los viernes para continuar su huelga, llamándola “Viernes por el Futuro”, y lo cumplió.

Obviamente, esto no pasó desapercibido. Tal vez los adultos lo vieron como una curiosidad, pero los niños y adolescentes no.

En noviembre miles de estudiantes australianos se organizaron para realizar demostraciones los viernes en lugar de ir a clases y exigir que el gobierno de su país afrontara el problema ambiental.

En diciembre, decenas de miles de estudiantes de más de 270 ciudades del mundo, principalmente de Europa y Japón, ya se habían sumado a los “Viernes por el Futuro”.

El 21 de febrero del año pasado, Greta dio un discurso en la sede de la Unión Europea, en Bruselas, y le advirtió a los políticos que si no trabajan para disminuir el cambio climático serán recordados “como los peores villanos de todos los tiempos por haber elegido no escuchar y no actuar, y será el peor fracaso en la historia de la humanidad” por llevar al mundo a una catástrofe.

También dijo que las acciones deben ser más ambiciosas que la propuesta del acuerdo actual.

Los movimientos han sido tan grandes que el presidente de la Comisión Europea, en respuesta a Greta, propuso que el 25% del presupuesto de Europa entre 2017 y 2021 se destine para mitigar el cambio climático (contra el 1% actual).

Dafne Almazán Anaya: La alumna más joven de Harvard

Es una joven literalmente genial: a los 13 años se convirtió en la psicóloga titulada más joven del mundo; en 2018, a los 16 años, recibió el Premio de la Juventud Ciudad de México.

Y ahora, después de obtener dos certificaciones de la Universidad de Harvard (en Educación Diferenciada y en Técnicas de Aprendizaje), inició sus estudios de maestría en esa universidad, convirtiéndose en la alumna más joven (tiene 17) en ser aceptada allí en más de 100 años.

“Mi plan es enfocarme en técnicas para la enseñanza de matemáticas a niños diagnosticados con sobredotación intelectual”, explicó Dafne en un comunicado.

Un gran orgullo de México.

María Hanneman: ¡Gran pianista!

María Hanneman Vera comenzó a tocar el piano que le regaló su tío cuando era pequeña, y pronto mostró pasión por la música y el instrumento y sus dotes musicales.

Actualmente tiene 12 años y ya ha participado en varios festivales y concursos: además obtuvo el primer premio en la X Bienal Internacional de Piano, en Mexicali, y en el Festival de Música Rusa, en Canadá. Ya ha dado algunos conciertos y su sueño es tocar en las grandes salas de Bellas Artes y del Carnegie Hall (Nueva York).


REMYA JOSE: CON TAL DE NO LAVAR ROPA

Cuando la mamá de Remya Jose, una niña india de 15 años, le pidió lavar la ropa porque ella no podía, casi se muere: requería mucho tiempo llevarla al río y lavarla a mano. ¿Qué podía hacer?

Pues inventar una máquina, claro. Así que tomó partes de una bici, piezas de una lavadora descompuesta que había visto en la basura y otras cosas y armó una lavadora que funciona pedaleando, lo cual significa que ahorra tiempo, energía, se divierte y hace ejercicio, además de que no necesita electricidad. Genial, ¿no crees?

KARLA MICHELLE: GALLETAS PARA TODOS

A Karla Michelle Sánchez y a su papá les encantaba comer muchas galletas con azúcar, hasta que él le diagnosticaron diabetes.

Entonces a ella se le ocurrió hornear unas galletas sin azúcar para que su padre y la gente que sufre la misma enfermedad que él, pudieran seguir comiendo ese postre sin afectar su salud.

Así creó el proyecto “SUITES, galletas saludables 100% sabor y cero azúcar”, el cual ganó el primer lugar en la Feria Nordestina de Ciencias y Tecnologías FENECIT realizada en Brasil el año pasado.

Y en septiembre pasado Karla llevó sus galletas a la Feria Mundial Expo-Sciences International en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos. Pero no es la primera vez que ella, a sus casi 12 años de edad, sobresale en este tipo de eventos: desde 2016 ha estado trabajando en proyectos enfocados al cuidado de la salud, con los que ha obtenido 11 medallas y nueve reconocimientos.

El lema de Karla es: “Ningún soñador es pequeño y ningún sueño es demasiado grande.”

ELIZABETH KLOSKY: APASIONADA POR LAS ABEJAS

Desde pequeña a Elizabeth Klosky le encantan las abejas, por eso cuando se enteró de lo amenazadas que se encuentran por insecticidas, fertilizantes, hongos y otras cosas, y que están muriendo por millones, decidió que debía hacer algo para ayudar, así que lanzó un programa llamado “Nueva York es un Gran Lugar para ser Abeja” buscando que los legisladores pasen leyes que protejan a estos importantes insectos (lo logró para su estado) y además educar a la gente sobre la importancia de estos polinizadores para que planten el tipo de flora que a las abejas les gusta y creen lugares donde puedan hacer panales o vivir.

GITANJALI RAO: SUPER INVENTORA

A sus 12 años, Gitanjali Rao ya fue nombrada el año pasado la mejor científica joven de Estados Unidos gracias a un detector de plomo que diseñó y al que llamó Tethys (como la diosa del agua dulce en Grecia antigua), cuando supo que durante dos años los habitantes de la ciudad de Flint, en Michigan, bebieron agua contaminada con plomo (que es malísimo) debido a un cambio en el suministro.

Ella dice que lo primero que pensó fue en los niños de su edad bebiendo agua con veneno y luego se puso a trabajar para inventar algo que pudiera medir los niveles de plomo en el vital líquido.

Su dispositivo, que es portátil, usa nanotubos de carbono, un detector y un sensor conectados vía bluetooth a una app que indica de manera precisa el nivel de plomo (o la ausencia de éste) en el agua.

¿Qué quiere esta niña para el futuro? Que los demás niños tengan agua limpia y seguir utilizando la ciencia y tecnología para resolver los problemas de la gente.

XÓCHITL GUADALUPE CRUZ LÓPEZ: CALENTADOR SOLAR

El año pasado Xóchitl Guadalupe Cruz López, una niña chiapaneca, recibió a los 8 años de edad el Reconocimiento del Instituto de Ciencias Nucleares, de la UNAM.

Sobra decir que se convirtió en la inventora más joven en conseguirlo. Lo que Xóchitl hizo para merecerlo fue diseñar un calentador solar de agua que instaló en la azotea de la casa de su familia.

HILDE LYSIAK: REPORTERA DE 12 AÑOS

Cuando Hilde Lysiak, de Selinsgrove (Estados Unidos), tenía 9 años, entrevistó a los testigos de un homicidio horas antes de que llegaran reporteros de otros medios y lo difundió en su periódico, Orange Street News (Noticias de la Calle Naranja).

Y no lo dudes: Hilde se toma muy en serio su trabajo como reportera: ha publicado sobre robos, otros crímenes y un gato montés que deambulaba en su comunidad.

Hace poco, a sus 12 años, cuando iba en bici al lugar de un crimen y un oficial de policía amenazó con encarcelarla si no dejaba de filmar, ella le informó que era reportera y le exigió saber de qué cargo la acusaba porque legalmente, ella tiene derecho a filmar y publicar encuentros con la policía. Quien resultó castigado fue el policía, porque sí: ella estaba en su derecho.

OLIVIA HALLISEY: DETECTANDO EL VIRUS

¿Te has enterado de que en la República Democrática del Congo hay una epidemia de fiebre hemorrágica del Ébola? Este virus es terrible y muy contagioso, y en este caso ha tenido un radio de fatalidad (muertes) del 62%.

Te contamos esto porque cuando Olivia Hallisey tenía 15 años, encontró (después de estudiar y trabajar mucho en ellos) una manera muy barata y eficaz para saber en sólo 30 minutos si alguien está contagiado (las pruebas normales toman hasta 12 horas), mezclando compuestos químicos con una muestra de sangre que cambia de color si los compuestos reaccionan a cierta proteína del virus.

Además, su prueba conserva la muestra sin necesidad de refrigeración y es mucho más barata que las actuales. Saber si alguien está contagiado para ponerlo en cuarentena es cuestión de vida o muerte para él y los demás, así que ya te imaginas lo importante que es esto, y por ello ganó el premio de la Feria de Ciencia de Google en 2015.

AELITA ANDRE: PINTORA CONSUMADA

Aelita Andre es australiana y comenzó a pintar a los 9 meses de edad –y su trabajo llegó a las galerías cuando tenía apenas dos añitos–.

A los 4, tuvo su primera exposición individual en Nueva York (algo súper difícil de conseguir) y vendió sus 24 cuadros.

Sus obras son vendidas a un costo de entre 10 mil y 25 mil dólares, pero algunas han alcanzado los 50 mil y no es raro escuchar que la comparen con artistas de la talla de Jackson Pollock o Picasso.

¿Cómo es su obra? Abstracta. Dice que los animales y el cosmos son su inspiración.