La sonda InSight de la NASA reanudó las excavaciones para investigar la transmisión de calor en Marte luego de meses de esfuerzos, dijo en Twitter el equipo de la misión.

El brazo perforador de la sonda, conocido también como "el topo", fue diseñado para excavar bajo la superficie marciana y medir el calor proveniente del interior del planeta rojo. Pero desde el 28 de febrero de 2019, el topo no había podido excavar más allá de 30 centímetros por debajo de la superficie de Marte.

"El topo está en marcha de nuevo y ha vuelto a excavar", dijo el jueves en Twitter el equipo de la misión.

Ejercer presión sobre el topo desde un costado le ayudó a bajar cerca de 32 milímetros, señaló el equipo.

Los esfuerzos por salvar al topo continuarán, agregó.

La sonda InSight aterrizó en Marte el 26 de noviembre de 2018 para dar inicio a una misión de dos años encaminada a explorar el interior profundo del planeta rojo.