Científicos chinos han desarrollado un material nanométrico que puede ser utilizado en el tratamiento del cáncer de hígado, informó hoy miércoles el Instituto de Ingeniería y Tecnología Biomédica de Suzhou de la Academia de Ciencias de China. Integrado con radioterapia, el material proporciona una estrategia eficiente y segura para atender el cáncer de hígado, señalaron científicos del instituto.

La radioterapia, que es un medio estándar para el tratamiento del cáncer, juega un papel importante en la clínica. No obstante, los microambientes hipóxicos son prevalentes en los tumores sólidos.

Ese tejido tumoroso no es sensible a la radiación, lo que con frecuencia permite que algunas células cancerosas sobrevivan y que exista el riesgo de recurrencia del tumor. Durante mucho tiempo, los investigadores han estado buscando un nuevo método para mejorar los efectos terapéuticos y fortalecer la radiosensibilidad en los ambientes hipóxicos, para erradicar por completo los tumores.

Los científicos del Instituto de Ingeniería y Tecnología Biomédica de Suzhou fabricaron una nanopartícula hecha de dióxido de silicio y oro. El nuevo nanomaterial, de alrededor de 200 nanómetros de largo y 100 de ancho, llega a los tejidos del tumor por inyección intravenosa y también puede estar cargado con telazamina, un fármaco que fortalece los efectos contra el tumor en ausencia de oxígeno.

Los experimentos en ratones con cáncer hepático han demostrado que las nanopartículas recién desarrolladas fortalecen la sensibilidad del tejido tumoroso a la radiación y que el efecto fototérmico del oro también es efectivo para combatir los tumores.

Además, llevar tirazamina puede complementar de manera efectiva el efecto débil de la radioterapia en los tejidos tumorales hipóxicos, produciendo sustancias tóxicas en ambientes hipóxicos y matando a las células cancerosas.

"
El material ofrece una nueva forma de terapia contra los tumores. Continuaremos estudiando los efectos del nanomaterial en la lucha contra el cáncer de mama y de pulmón, entre otros. Si funciona igualmente bien, el nuevo material tendrá amplias perspectivas de aplicación", dijo Dong Wenfei, un investigador del instituto que dirigió el estudio.