La Secretaría de Comunicaciones y Transportes del Estado (Secte) supervisa de manera permanente el cumplimiento de los lineamientos indispensables de seguridad sanitaria para el funcionamiento del transporte público a fin de reducir el riesgo de contagios por Covid-19, informó el titular de la dependencia estatal, José Luis Ramírez Conde.

El responsable de las Comunicaciones y el Transporte en la entidad informó que la estrategia interinstitucional se realiza en coordinación con la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Tlaxcala (Coeprist), y hasta el momento se han supervisado las rutas que confluyen en Apizaco, Tlaxcala, Huamantla, Zacatelco, Totolac, Santa Ana Chiautempan, Cuapiaxtla, Tequexquitla, Calpulalpan, Tlaltelulco, San Pablo del Monte y Tlaxco.

Ramírez Conde señaló que se han aplicado más de mil infracciones por incumplimiento de las medidas sanitarias por parte de los operadores, por lo que la Secte refuerza el uso obligatorio del cubrebocas en el transporte público, y el cumplimiento de medidas sanitarias como la limpieza constante de la unidad, el contar con gel antibacterial para uso propio y de los usuarios, así como no llevar sobrecupo en las unidades.

En tanto, la Coeprist verifica al interior de las unidades que se cumpla con la sana distancia y el uso del cubrebocas por parte de los usuarios, por lo que en caso de que algún usuario viaje sin cubrebocas, se le entrega uno de manera gratuita, otorgando hasta el momento cerca de 600, además se le invita a usarlo de manera permanente para protección de su salud y de su familia.

El funcionario estatal precisó que estas acciones de supervisión se realizan de forma continua en los lugares de mayor flujo de transporte público, en las principales vialidades y en los puntos de concentración de rutas con el propósito de coadyuvar en la reducción de riesgos de contagio.